Una de las preocupaciones del ITESO es favorecer la formación integral de sus estudiantes. Acorde con este propósito la Institución ha delimitado una serie de saberes generales que concreten esta pretensión. Uno de esos saberes es conocer lo que es conocer. Se considera necesario reflexionar respecto al propio proceso de construcción del conocimiento de la realidad, sobre la validez de ese conocimiento y acerca de la relación entre conocimiento y acción. Este hacer sobre la realidad crea cultura que como producto determina a su vez la manera de conocer, de ahí que resulte importante incluir al elemento cultural al marco del análisis. El ejercicio reflexivo tiene un sujeto y un objeto que, en este caso, resultan ser uno, el propio alumno. Desde esta perspectiva la clase se centra en el análisis de "la vida cognoscitiva" de los estudiantes, a partir de una serie de elementos teóricos que la sustenten.