Las industrias culturales y creativas, particularmente aquellas basadas en medios digitales, en línea, performativos y sus posibles combinaciones, están integradas en procesos industriales de escala masiva e internacional para la creación de valor. Desde el punto de vista de la gestión cultural, su desarrollo presenta importantes desafíos en sus diversas fases: concepción, creación, producción, capacitación, difusión, consumo y conservación; relacionados con diferentes ejes conceptuales: artístico> expresivo, científico> tecnológico, político> legislativo y financiero> administrativo, por nombrar solo algunos. Estos aspectos, de acuerdo con el trabajo creativo específico, se traducen en propósitos artísticos, comerciales y / o sociales.

Los desafíos a los que se enfrentan quienes desean vivir de las industrias creativas y culturales son muy parecidos a los de otras expresiones artísticas más tradicionales, como las artes escénicas, la música, la literatura o las artes visuales. En este marco, es esencial analizar, comprender y redirigir los problemas, necesidades, potenciales, tendencias y agentes de estos campos, así como reconocer los modelos de gestión que los han guiado en México y otros países.