El arte, privilegiado por su carácter simbólico, permite entrar en terrenos sagrados para el ser humano y las culturas. Un recorrido por distintas artes expresivas, será el vehículo para que los alumnos y las alumnas profundicen en su propia dimensión espiritual.